Comienzos en el Mundo de las Motos

Por muchos años, desde pequeño, siempre me habían atraído las motos. Sin embargo, nunca había tenido como opción tener una, entiendo que debido a la clasificación general del motorista y los “riesgos” que existen al uno estar expuesto al manejar. Todas estas opiniones de la mayoría de las personas.

 Un día me puse a pensar y vi que no tenía un hobbie o actividad definida para diversión. Siempre me ha gustado viajar, explorar y conocer nuevos lugares pero no había hecho mucho esfuerzo para realmente hacerlo, a veces por tiempo, a veces por dinero y otras veces por no contar con alguien con los mismos deseos.

 Fue en ese momento que, viendo un programa de tv y hablando con mi padre me motivé a ir a los concesionarios a ver las opciones de motos disponibles. Pasé por Yamaha, Suzuki, Honda y Kawasaki. Como era mi primera moto y tenía bajo el presupuesto decidí adquirir la Yamaha FZ-16. Es una moto de baja cilindrada (153 cc) con alto rendimiento de consumo gasolina dando entre 100 y 192 km/gal.

 Le empecé a tomar cariño y gusto a manejar en moto llegando al punto que en 3 semanas sólo había usado el carro 1 vez.

 Como en todo lo que hago, siempre leo mucho e investigo sobre las bondades y desventajas de la moto, como manejar con seguridad, equipos de protección.

 Luego decidí iniciar la creación de un club donde personas con el mismo tipo de moto podamos reunirnos, salir a rodar, conocer sitios nuevos y hacer nuevas amistades. Así surgió lo que es ahora el Club FZRD. Al tiempo decidí salirme de la directiva, ya que surgieron nuevas ideas y proyectos a los cuales debía dedicarles tiempo sin embargo el club está en buenas manos y en desarrollo.

IMG_2041

A los 5 meses decidí vender el vehículo ya que no lo estaba usando y si en algún momento necesitaba un carro me salía más económico rentarlo para trabajo o pedir un taxi una o dos veces al mes que seguir teniendo un vehículo propio.

Durante esos 5 meses en la Yamaha Fz-16 visité Jarabacoa, Constanza, Santiago, Juan Dolio, Baní y Salto de Socoa, pero, ya sentía que me quedaba pequeña. Por lo que empecé a investigar de motos de mayor cilindrada.

Ya había leído en foros, páginas web, revistas sobre la Kawasaki Versys 650, y estaba averiguando como se hacía para importarla. Sin embargo, cuando visité la tienda de Kawasaki en Santo Domingo la tenían en exhibición, enamorándome de ella a primera vista.

Hice todo lo necesario y en 2 semanas (19 de Septiembre 2012) ya la tenía en mis manos.

kawasaki Versys

Ahora la Versys 650cc ha sido mi compañera diaria tanto de transporte como de viajes por 2 años y unos 32 mil kms (al 6 de Agosto del 2014) .

La experiencia ha hecho que quiera conocer más y me he dado cuenta que la Versys aunque es excelente moto en calle, no es la ideal para acceder a caminos offroad con algún grado de dificultad.

Se me presentó una oportunidad la cual no pude dejar pasar y encontré una Yamaha XT600 cc del año 2000 en muy buenas condiciones. Con esta he aprendido a manejar en todo tipo de terrenos como lodo, tierra suelta, piedras sueltas, arena, cruzar ríos, subidas y bajadas empinadas. Cosas que me harán mejor piloto mientras vaya adquiriendo más experiencia.

yamaha xt600

La Kawasaki Versys ahora se encuentra en venta por motivos de ampliar el negocio de fotografía, entiendo que para esta etapa la Yamaha XT600 me brinda lo que necesito.

La sensación de la brisa, estar al aire libre, estar más alto que los vehículos hace que uno disfrute tanto el camino como el destino.

Compartir en Facebook|Suscríbete (RSS)

Su email nunca será publicado o compartido

M o r e   i n f o